De nuevo ha sido detenido un grupo que se dedicaba a realizar falsas revisiones del gas, en este caso en domicilios gallegos. No es la primera vez que se realiza este tipo de estafa y la mejor manera de protegerse es con información. Desde esta empresa instaladora de calderas de gas de Madrid te damos algunos consejos para que no caigas en la trampa. 
Este tipo de estafadores no solo se hacen pasar por revisores de calderas o gestores de energía sino que también se disfrazan de comerciales o de trabajadores de empresas de servicios auxiliares. Normalmente están muy preparados, van vestidos con uniforme, llevan certificados falsos o suplantan a empresas reales. De este modo consiguen cobrar por servicios que no van a prestar y se apropian de cualquier objeto de valor que encuentren en la casa. 
Una de las estafas más recurrentes está relacionada con la revisión de la caldera. Estos estafadores suelen presentarse en las casas informando de que anualmente debe realizarse una inspección obligatoria de la instalación. Este punto es totalmente falso, ya que en este tipo de controles la periodicidad depende del tipo de instalación térmica que tengamos en casa. Por ejemplo, si nuestra instalación es de menos de 70 kW el mantenimiento se realizará cada dos años.
Aunque esta revisión es obligatoria debe ser el usuario el que se ponga en contacto con la empresa que desee que se encargue de esta operación de mantenimiento. Además, como dicen en Asefosam “no ejecutar estas operaciones no podrá implicar, en ningún caso, el corte del suministro y otras medidas similares”. De modo que no debe alarmarse ni tomar una decisión precipitada. Solo tiene que llamar a una empresa de su confianza y para que se encargue de esta tarea. 
Estas tareas de mantenimiento incluyen “operaciones de limpieza, ajuste e incluso sustitución de piezas o elementos como filtros o similares”. Simplemente son operaciones encaminadas a mantener la instalación en perfectas condiciones. 
Al igual que ocurre con las calderas de gas, ocurre con otras instalaciones térmicas tanto de frío como de calor e independientemente de la energía que utilicen, ya sea gas, gasóleo, electricidad, solar o biomasa, entre otras. 
Mantener en perfectas condiciones la instalación es muy importante y por ello nunca debe fiarse de personas que se acercan hasta su domicilio y a las que no conoce. Desde esta empresa instaladora de calderas de gas de Madrid te recomendamos que siempre acudas a un profesional certificado.