Todogas ofrece también la actuación puntual de revisión y limpieza de calderas de gas en Madrid.

Los precios de la revisión de calderas son libres y cada compañía tiene los suyos dentro de un mercado libre. En nuestro caso disponemos de un precio muy competitivo:

60 € +IVA

La revisión de calderas de gas incluye las siguientes actuaciones:

-Limpieza de los quemadores, llama e intercambiador.

-Regulación del gas para un consumo adecuado.

-Comprobación de fugas de gas en la caldera.

-Análisis de combustión.

-Certificado de la revisión de la caldera.

Gracias a esta intervención preventiva en las calderas de gas se obtiene un mayor rendimiento de las mismas detectando con antelación cualquier posible avería que pudiera originarse en un futuro inmediato.

El cuidado de la caldera es fundamental para poder disfrutar de agua caliente y calefacción al instante y evitar consumos innecesarios.

Si está interesado en realizar una revisión o limpieza de su caldera de gas puede contactar con nosotros para que le demos cita. El técnico acude a su vivienda y realiza la intervención entregándole su factura y certificado. El abono de la revisión de la caldera puede hacerlo al contado al técnico o bien facilitándole el número de cuenta para realizar el cargo.

Estas 2 fórmulas le facilitarán la tranquilidad de no abonar un servicio hasta que este se realiza. Desconfíe de empresas que se personan en su casa sin cita previa.

Sí nos gustaría destacar que por 68 € + IVA puede formalizar un contrato de mantenimiento anual para la caldera, que además de la revisión y limpieza, le incluye también la mano de obra y el desplazamiento en averías ilimitadas durante el año.

contrato-mantenimiento-madrid

reglamentacion-deberes-obligaciones-instalacion-gas

ventajas-revision-mantenimiento-calderas

-Tener nuestra instalación térmica según normativa y evitar posibles sanciones.
-Evitar averías o anticiparnos a posibles problemas de la caldera que generen interrupciones de servicio en el momento más inesperado.
-Disponer de una caldera bien regulada que no realice consumos innecesarios, se estima que podemos ahorrar un 15% de energía en una caldera correctamente revisada.
-Cumplir con los criterios de eficiencia energética a través de unas recomendaciones de uso que puede facilitarnos el técnico en el domicilio.
-Gracias a la limpieza de la caldera podemos ampliar el plazo de su reposición, lo que redundará en un disfrute mayor en años de uso.